Desde Amsterdam, nuestra querida amiga Cristina nos envió una nueva postal para la colección #nosencantarecibirpostales. Por lo que supimos de su viaje, ella misma probó a moverse por la ciudad con un transporte clásico en Holanda: la bicicleta. Su tarjeta refleja esa característica estampa de la capital de los Países Bajos, con dos bicis junto con otra imagen no menos conocida, como es la de sus canales, y las flores.

En la página oficial de turismo de Amsterdam se invita al visitante a recorrerla «como un amsterdamés más». «Nada mejor que la bicicleta -nos dicen- para moverse ágilmente por los callejones serpenteantes y los espacios históricos de Ámsterdam. La ciudad está llena de ciclistas: niños que van al colegio, personas que van al trabajo, carteros, mensajeros y policías en bici, y por supuesto, turistas. La ciudad está perfectamente equipada para la bicicleta y cuenta con más de 400 kilómetros de carril bici señalizado. Esto hace que utilizar la bicicleta sea relativamente seguro, por supuesto siempre que respete unas mínimas reglas». De hecho, disponen de guías para recorridos en bicicleta y, por su puesto, de servicio de alquiler de estos vehículos.

Siempre es una alegría y siempre aprendemos con las postales que nos envían los amigos viajeros de Primera. ¡La colección crece, acabaremos dando la vuelta al mundo con vosotros! ¡Muchas gracias!